Un amigo para ti

Tu Amigo Jesús

Yo tengo un amigo. Él es el mejor amigo qué jamás he tenido. Es tan amable y sincero. Quisiera que tú también lo conocieras. Se llama Jesús. Lo más maravilloso es que Él también quiere ser amigo tuyo.

Te voy a contar acerca de Él. Leemos esta historia en la Biblia. La Biblia es la verdad. Es la palabra de Dios.

Dios es Él que creó el mundo y todo lo que en el existe. Él es el Señor del cielo y de la tierra. Él da vida y aliento a todas las cosas.

Jesús es el hijo de Dios. Dios le mandó del cielo a la tierra para que fuera nuestro propio Salvador. Dios amó tanto al mundo (quiere decir que nos amó a ti y a mí) que mandó a su único hijo, (para morir por nuestros pecados) para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (Juan 3:16)

Jesús vino a este mundo como un bebé pequeño. Su papá y su mamá en este mundo fueron José y María. Él nació en un establo y fue acostado en un pesebre.

Jesús creció con José y María y les fue obediente. Tenía hermanos y hermanas con quien jugar. Él le ayudaba a José en la carpintería.

Cuando Jesús llegó a ser hombre, le enseñaba a la gente acerca de su Padre en los cielos. Les enseñó que Dios les amaba. Sanaba a los enfermos y confortaba a los atribulados. Jesús era amigo de los niños. Le gustaba tenerlos cerca de Él. Siempre tenía tiempo para ellos. Los niños amaban a Jesús y les gustaba estar con Él.

Alguna gente no amaba a Jesús. Le tenían envidia, y aún le odiaban. Le odiaban tanto que querían matarlo. Un día terrible lo mataron, clavándolo en una cruz. Jesús no había hecho nada malo. Él tuvo que morir en nuestro lugar porque tú y yo sí hemos hecho mal.

La historia de Jesús no termina con su muerte. ¡Dios le resucitó de la muerte! Sus seguidores le vieron. Después Él volvió al cielo.

Hoy día Él te puede ver y escuchar. Sabe todo acerca de ti y se preocupa por ti. Sólo acércate a Él en oración. Cuéntale todo de tus problemas. Él está dispuesto a ayudarte. Puedes inclinar tu cabeza y conversar con Él cuando quieras, y dondequiera que estés.
¡Un día Él volverá! Llevará a todos los que creen en Él al hogar en el cielo.