Enséñanos A Orar

Clasificación: 

El alma de cada persona desea hacer contacto con su Creador. La magnitud de la caída del hombre es revelada por el hecho de que nosotros necesitamos ayuda aun para llegar a Dios. La medida del amor de Dios es revelada por extenderse hacia nosotros, estimulando dentro de cada uno un deseo para Él.

Nosotros no podemos ser salvos sin orar. Todos los que han encontrado al Señor lo han hecho por medio de una oración: “Señor, sálvame que perezco”. Tampoco podemos permanecer en un estado salvo sin orar. “Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él” (Colosenses 2:6). La vida cristiana debe ser una relación vital con un Dios viviente. ¿Qué tipo de relación sería si las personas no se comunicaran entre sí? Dios nos habla por medio de su Palabra y el Espíritu Santo. Nosotros, en cambio, hablamos con Él a través de la oración. “Señor, enséñanos a orar”.

“Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré” (Salmo 5:3).

Traducido de: Adult and Youth Sunday School Lessons, January 25, 2009